TÉCNICAS DE RELAJACIÓN: RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA

¿Sabéis que existe un estrés positivo llamado Eustrés? Este tipo de estrés nos es muy útil. Está presente en unos niveles muy bajos y nos mantiene alerta a cualquier situación.

Sin embargo, cuando el estrés se presenta en niveles muy altos y se mantiene en el tiempo, ya sí es considerado estrés negativo pudiendo dar lugar a la ansiedad y repercutiendo en nuestra calidad de vida. En este caso es conveniente realizar alguna técnica de relajación.

Existen varias técnicas, pero en este post nos centraremos en la Respiración Diafragmática.

BENEFICIOS DE LAS TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

  • Conseguir una sensación de bienestar.
  • Mayor control sobre lo que ocurre en nuestro cuerpo.
  • Reducen la tensión arterial
  • Nos ayuda a romper el círculo vicioso de pensamientos negativos.
  • Hacen que mejore nuestra autoestima.
  • Nos ayudan a sentirnos más preparados para afrontar situaciones nuevas.
  • Nos ayudan a conciliar el sueño.
  • Reducen la tensión muscular.

 

¿QUÉ OCURRE EN NUESTRO CUERPO DURANTE LA RESPIRACIÓN?

Cuando respiramos entra oxígeno en los pulmones y se expulsa dióxido de carbono CO2. El oxígeno es transportado a la sangre. Esta llega al corazón con un alto contenido en oxígeno y es bombeada a los diferentes órganos del cuerpo. Nuestro organismo utiliza el oxígeno como combustible para “quemar” los hidratos de carbono, grasas o proteínas y producir energía. Al quemar estas sustancias, se produce CO2 que vuelve a los pulmones para ser expulsado. Una respiración correcta es aquella en la que el nivel de dióxido de carbono CO2 en los pulmones se mantiene estable.

Cuando estamos en estado de ansiedad, nuestra respiración se acelera siendo una respiración rápida y corta. Es decir, entra más oxígeno, pero también se libera más dióxido de carbono CO2, lo cual se denomina hiperventilación y genera: hormigueo, mareo, tensión muscular, flojera de piernas, perturbaciones visuales, palpitaciones, taquicardias, temblores.

 

¿COMO SE REALIZA LA TÉCNICA DE RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA?

  1. Túmbate boca arriba. Intenta hacerlo en un lugar cómodo, con luz y temperatura agradables. También puedes ponerte música relajante de fondo, te ayudará a crear un ambiente confortable. Pon una mano en el pecho y la otra en el abdomen.
  2. Coge aire por la nariz lentamente y llévalo al abdomen. La mano de éste debe moverse, quedando quieta la del pecho. Cuenta hasta 4 mentalmente.
  3. Expulsa el aire por la boca lentamente intentando, de nuevo, no mover el pecho. Mantén un instante los pulmones vacíos, siente como te relajas y vuelve a inspirar profunda y lentamente.

A TENER EN CUENTA

Es importante practicar esta técnica diariamente, dos veces al día, unos 10 minutos cada una. Cuando se domine la técnica en posición tumbado/a, puedes hacerla sentado/a, de pie y/o andando.

El objetivo de la relajación diafragmática, no es eliminar la ansiedad por completo, sino saber controlarla cada vez que aparezca. También es cierto que las técnicas de relajación harán que la ansiedad aparezca cada vez menos.

Os animo a que la practiquéis y me contéis que tal…

 

María Barahona. Psicóloga

¿Por qué elegir ART para tu tratamiento?

Privacidad y profesionalidad

Nos preocupamos por preservar tu privacidad, tanto en las visitas y consultas a nuestro centro, como durante las intervenciones.

Tecnología vanguardista

Utilizamos tecnología de vanguardia para nuestros tratamientos, proporcionando una tasa de éxito más elevada.

Respondemos a todas tus dudas

No te dejamos con ninguna duda acerca de los procesos, tratamientos y técnicas para que sientas en todo momento que estás en buenas manos.

Ayuda 100% financiación

En ART, queremos ayudarte a cumplir tu sueño de ser madre, por eso financiamos el 100% de tu tratamiento. ¡Consúltanos!