¿Qué es un Blastocisto?

Durante el desarrollo de un embrión, éste pasa por diferentes etapas que conllevan divisiones celulares y cambios según el embrión va evolucionando. Primero, durante 3 días se encuentra en etapa de células, para seguidamente formar la mórula en el Día 4 (que es una agrupación a modo de mora de dichas células) y evolucionar al blastocisto al final. El Blastocisto es una etapa del embrión correspondiente al Día 5 y 6 de su desarrollo embrionario. Contamos como Día 0 el día de la extracción de los óvulos y su unión con el espermatozoide.

En este punto, las células del embrión han dejado de ser totipotentes (la capacidad de poder generar cualquier tipo celular, tejido u órgano) y se diferencian de la siguiente manera:

Trofoectodermo: envoltura de células que serán responsables de formar la placenta,

Masa Celular Interna: acúmulo compacto de células que les corresponderá formar el futuro bebe.

Clasificación y calidad embrionaria:

Dependiendo de su calidad clasificaremos el blastocisto en las siguientes categorías: A, B, C y D. Dichas categorías están relacionadas con el desarrollo del embrión hasta formar el blasto y la morfología y cinética del blasto propiamente dicho.

Las diferentes categorías están relacionadas con la probabilidad de conseguir un embarazo. A mayor calidad embrionaria, mayor probabilidad de embarazo, aunque a veces esta relación no ocurre al 100% y nos llevamos sorpresas, ya que embriones de calidades inferiores consiguen el embarazo frente a los de mejor calidad.

Cuando un embrión es capaz de llegar a esta etapa de blastocisto con buena calidad, su potencial implantatorio se puede considerar mayor ya que ha sido capaz de superar las primeras divisiones del desarrollo embrionario. El paso del día 3 de desarrollo al día 5 es un punto crítico para la viabilidad del embrión.

Al comienzo del desarrollo embrionario (hasta Día 3), el que manda es el óvulo, ya que es su maquinaria (citoplasma y orgánulos) la encargada de activarse y realizar las primeras divisiones celulares. Estas primeras divisiones son muy importantes para la viabilidad del embrión. En cambio, la influencia del espermatozoide se aprecia a partir del Día 3. A partir de ahí continua el genoma del propio embrión en su conjunto con el desarrollo.

A día de hoy, con los incubadores de última generación de time-lapse que poseemos (GERI), podemos dejar los embriones a cultivo secuencial con total confianza (es decir, hasta D5-D6 de su desarrollo), para poder valorarlos con mayor certeza e intentar optimizar su elección y así tener mayores probabilidades de conseguir el tan deseado embarazo.

 

Olaia Aguirre

 

¿Por qué elegir ART para tu tratamiento?

Privacidad y profesionalidad

Nos preocupamos por preservar tu privacidad, tanto en las visitas y consultas a nuestro centro, como durante las intervenciones.

Tecnología vanguardista

Utilizamos tecnología de vanguardia para nuestros tratamientos, proporcionando una tasa de éxito más elevada.

Respondemos a todas tus dudas

No te dejamos con ninguna duda acerca de los procesos, tratamientos y técnicas para que sientas en todo momento que estás en buenas manos.

Ayuda 100% financiación

En ART, queremos ayudarte a cumplir tu sueño de ser madre, por eso financiamos el 100% de tu tratamiento. ¡Consúltanos!