Listeria. Un peligro invisible en el embarazo.

Los riesgos en el embarazo muchas veces son invisibles. Los sangrados y los dolores suelen preocupar a la mujer embarazada, pero puede haber complicaciones silentes que son más importantes. La diabetes gestacional, la tensión arterial o infecciones asintomáticas pueden plantear embarazos de riesgo. La listeria es una bacteria para muchos desconocida, cuya infección puede ser muy grave en el embarazo.

¿Qué es la listeriosis y cómo se contrae?

La listeriosis es una infección causada por una bacteria llamada Lysteria monocytogenes.

Esta bacteria está presente en muchos alimentos de consumo habitual y es resistente a condiciones extremas que otras no tolerarían:

  • puede multiplicarse con refrigeración superior a 4ºC
  • resiste a la congelación a menos 18ºC
  • soporta condiciones de alta salinidad y acidez

La infección se contrae al ingerir un alimento contaminado. Si la concentración de bacterias es elevada, puede pasar del aparato digestivo a la sangre y diseminarse a otros órganos.

 

¿Cuáles son las personas con más riesgo?

La Lysteria no suele afectar a personas con un sistema inmune adecuado, sino que afecta a personas con el sistema inmunitario debilitado, embarazadas y ancianos. Las mujeres embarazadas tienen cuatro veces más probabilidades que la población general de contraer la infección por Listeria, y sobre todo en el 3º trimestre.

 

 ¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis?

El periodo de incubación es muy variable. Desde la infección hasta que aparecen los síntomas pueden pasar desde 1 semana hasta 2 meses. No hay ningún síntoma específico para la listeriosis. Los síntomas pueden simular una gripe, con fiebre y dolores musculares como síntomas más comunes. Si hay afectación cerebral, puede producir rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio y convulsiones.

 

¿Cuál es el riesgo para el feto?

La infección durante el embarazo puede causar abortos, muerte fetal, parto prematuro o infecciones potencialmente mortales en el recién nacido. Los bebés infectados intraútero pueden presentar al nacer síntomas graves, con sepsis y meningitis y fallecer o quedar con secuelas neurológicas

 

¿Cómo se puede prevenir?

ASPECTOS HIGIÉNICOS:

  • Lavarse bien las manos antes y después de manipular alimentos. También después de ir al baño o realizar labores de jardinería.
  • Limpiar bien superficies y utensilios de cocina
  • Separar los alimentos crudos de los cocinados
  • Limpiar regularmente la nevera
  • Lavar cuidadosamente los vegetales, especialmente los que se consumen crudos. Se pueden sumergir 20 minutos en agua con 2 gotas de lejía por litro de agua, y aclararlos después.

ASPECTOS CULINARIOS:

  • Ajustar el termostato de la nevera a 4ºC y el congelador a -18ºC
  • Cocinar completamente las carnes crudas
  • Evitar consumir los alimentos cocinados a partir de las 2 horas si no se han conservado en el frigorífico
  • Descongelar los alimentos en la nevera o en el microondas

¿ Qué alimentos debe evitar la embarazada?

  • Leche no pasteurizada
  • Quesos blandos (camembert, brie, azul..), salvo que estén elaborado con leche pasteurizada
  • Fiambres y embutidos, salvo que se cocinen a altas temperaturas
  • Pescado o marisco crudo o ahumado
  • Paté refrigerado, no enlatado
  • Helados de leche no pasteurizada

 

Ruth Salazar. Ginecóloga

 

¿Por qué elegir ART para tu tratamiento?

Privacidad y profesionalidad

Nos preocupamos por preservar tu privacidad, tanto en las visitas y consultas a nuestro centro, como durante las intervenciones.

Tecnología vanguardista

Utilizamos tecnología de vanguardia para nuestros tratamientos, proporcionando una tasa de éxito más elevada.

Respondemos a todas tus dudas

No te dejamos con ninguna duda acerca de los procesos, tratamientos y técnicas para que sientas en todo momento que estás en buenas manos.

Ayuda 100% financiación

En ART, queremos ayudarte a cumplir tu sueño de ser madre, por eso financiamos el 100% de tu tratamiento. ¡Consúltanos!