¿Qué es la hormona antimulleriana?

La reserva ovárica de la mujer es fundamental a la hora de conocer sus opciones de embarazo en los tratamientos de reproducción asistida. Para conocer cual será la respuesta de los ovarios se realiza un estudio previo que se basa en la edad, la ecografía (número de folículos antrales en los ovarios) y una determinación hormonal en analítica de sangre. La hormona antimulleriana es la determinación más eficaz actualmente.

La hormona antimulleriana (HAM) es una hormona sintetizada por las células de la granulosa de los folículos del ovario. Esta hormona se expresa en la mujer desde la semana 36 de la vida fetal hasta la menopausia y constituye un importante marcador del envejecimiento ovárico fisiológico, ya que a medida que aumenta la edad de la mujer los niveles de esta hormona disminuyen.

Se determina mediante una analítica de sangre que puede ser realizada en cualquier momento del ciclo menstrual, ya que sus niveles no se modifican a lo largo del mismo, algo que sí ocurre con otros parámetros hormonales que predicen la reserva ovárica.

Se consideran valores normales de 1 a 3 ng/mL, los cuales se relacionan con una adecuada respuesta en los tratamientos de reproducción.

Valores por debajo de 1 ng/mL se consideran bajos, correlacionándose con una baja reserva ovárica y con una pobre respuesta a la estimulación. Habitualmente encontramos estos valores a medida que avanza la edad de la mujer.

Toda mujer nace con una determinada reserva ovárica  que va disminuyendo a medida que pasan los años. Esta disminución suele empezar alrededor de los 30 años pero es más acentuada a partir de los 35. A esta disminución de la cantidad de óvulos se asocia una reducción de la calidad de los mismos, y esto hace que sea más complicado conseguir un embarazo cuanto mayor es la edad de la mujer.

No obstante, hay situaciones en las que los niveles de hormona antimulleriana son bajos por otros motivos independientes de la edad, pero que también dan lugar a una reducción de la reserva ovárica, como pueden ser: la endometriosis, los tratamientos gonadotóxicos (quimioterapia, radioterapia), la cirugía sobre los ovarios o el fallo ovárico prematuro.

Mujeres con valores superiores a 3ng/ml pueden dar lugar a una alta respuesta con potencial riesgo de desarrollar un síndrome de hiperestimulación ovárica. Conociendo este dato, y para reducir este riesgo se emplean determinados protocolos de estimulación.

En Reproducción Asistida esta hormona es de gran utilidad, puesto que nos da una información objetiva de cuál es la reserva ovárica de la mujer  y de cómo puede responder ésta a una estimulación ovárica dentro de un tratamiento.

Sin embargo, a pesar de que sus valores bajos se relacionan con una baja reserva y con una baja respuesta en los tratamientos de reproducción asistida, no quiere decir que sea imposible conseguir una gestación espontánea. Así como el tener valores por encima de 3ng/ml aseguren un embarazo de manera natural, ya que existen otros factores que pueden afectar a la fertilidad, como la permeabilidad de las trompas, la receptividad endometrial o la calidad seminal.

 

Nagore Barbadillo

¿Por qué elegir ART para tu tratamiento?

Privacidad y profesionalidad

Nos preocupamos por preservar tu privacidad, tanto en las visitas y consultas a nuestro centro, como durante las intervenciones.

Tecnología vanguardista

Utilizamos tecnología de vanguardia para nuestros tratamientos, proporcionando una tasa de éxito más elevada.

Respondemos a todas tus dudas

No te dejamos con ninguna duda acerca de los procesos, tratamientos y técnicas para que sientas en todo momento que estás en buenas manos.

Ayuda 100% financiación

En ART, queremos ayudarte a cumplir tu sueño de ser madre, por eso financiamos el 100% de tu tratamiento. ¡Consúltanos!