40 años de Fecundación In Vitro

Hace 40 años, tal día como hoy nació Louise Brown, la primera niña tras una Fecundación In Vitro. Toda la familia que formamos la reproducción asistida estamos de enhorabuena.

Gracias a este hito ha cambiado la sociedad, y estamos ayudando a un 15% de la población que padece problemas de fertilidad. Se calcula que gracias a esta técnica han nacido más de 8 millones en el mundo, una cifra que se incrementa de manera exponencial cada año. En sociedades avanzadas como la nuestra se calcula que un 5-7% de los niños que nacen son de reproducción asistida. Esto significa que en cada clase de nuestros colegios hay un niño que ha nacido gracias a tratamientos de fertilidad. España es el país europeo con más tratamientos realizados (120.000 ciclos al año), siendo referente mundial en fertilidad. La medicina de calidad que practicamos y nuestras leyes progresistas nos permiten ser lideres mundiales.

Celebramos que Robert Edwards (biólogo y ganador del Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2010) y Patrick Steptoe (ginecólogo) consiguieron un embarazo mediante un tratamiento de reproducción asistida en el que llevaban muchos años trabajando. Edwards llevaba 20 años investigando la reproducción asistida y hacía 10 años que había conseguido fecundar un óvulo humano, pero el embarazo se resistía. Habían conseguido varios embarazos pero acababan en abortos o extrauterinos cuando Lesley y John Brown llegaron a su consulta tras 9 años de esterilidad y dos embarazos extrauterinos previos. Los años de trabajo y estudio por fin tuvieron su recompensa.

El parto fue con nocturnidad y alevosía. Después de despedir a los periodistas hasta el día siguiente porque Leslie, aunque ingresada, aún no estaba de parto se organizo la cesárea. Querían comprobar que todo lo que habían controlado durante los últimos 9 meses era correcto, y que era una niña sana. Y así fue. Cuando faltaban pocos minutos para la media noche nació Louise Brown que peso 2.600gr. Fue presentada al mundo entero al día siguiente.

No fue menos complejo que poner a un hombre en la luna, pero si mucho más controvertido. Como aquella caminata en la superficie de nuestro satélite, la fecundación in vitro también fue el primer paso de otros muchos que han venido después. El ICSI, el diagnóstico genético preimplantacional, la donación de óvulos, la vitrificación, la preservación de la fertilidad, parejas homosexuales, familas monoparentales… son técnicas que han evolucionado de aquel tratamiento que obtuvo su resultado hace 40 años.

Hoy en día realizamos cientos de tratamientos de fecundación in vitro al año en nuestros centros y es fácil olvidar que tan sólo hace 4 décadas no podíamos ofertar esta técnica tan exitosa a nuestras pacientes. Suena raro decir ‘niño/a probeta’ en la actualidad, incluso perverso y arcaico. De hecho nunca se utilizaron probetas para el cultivo embrionario, sino placas de Petri de vidrio (de aquí la terminología de ‘in vitro’ (en cristal). En aquellos días gran parte de la sociedad estaba en contra de la investigación por motivos religiosos o simplemente por desconocimiento. Se creía que los niños iban a tener malformaciones o enfermedades producidas por los tratamientos orquestados por aquellos que jugaban a ser Dios. A día de hoy nos lo siguen preguntando.

La sociedad ha cambiado y todo lo relacionado con la reproducción asistida también. Ya no es tabú decir que nuestros hijos son de algún tratamiento de fertilidad. Además estamos abiertos a los nuevos tiempos que llegan, con nuevos retos y nuevas ilusiones en múltiples campos que hasta hace poco parecían imposibles. Tenemos ante nosotros un largo camino, que empezó hace hoy 40 años gracias a aquellos pioneros que tenían todo en contra.

 

Jon Ander Agirregoikoa. Ginecólogo y Codirector

¿Por qué elegir ART para tu tratamiento?

Privacidad y profesionalidad

Nos preocupamos por preservar tu privacidad, tanto en las visitas y consultas a nuestro centro, como durante las intervenciones.

Tecnología vanguardista

Utilizamos tecnología de vanguardia para nuestros tratamientos, proporcionando una tasa de éxito más elevada.

Respondemos a todas tus dudas

No te dejamos con ninguna duda acerca de los procesos, tratamientos y técnicas para que sientas en todo momento que estás en buenas manos.

Ayuda 100% financiación

En ART, queremos ayudarte a cumplir tu sueño de ser madre, por eso financiamos el 100% de tu tratamiento. ¡Consúltanos!