Home/Preservación de la Fertilidad
Preservar la fertilidad en el Centro Ginecológico de Reproducción Asistida ART

Preservación de la Fertilidad

Las técnicas usadas para preservar la fertilidad en el caso de los hombres será la congelación del semen y en el caso de las mujeres la vitrificación ovocitaria.

   Los pacientes que por causas médicas, laborales, sociales o personales quieran posponer su deseo gestacional, pueden hacerlo con estos tratamientos.

 

Congelación de Semen:

 

En el caso de los hombres, dejarían una muestra seminal, y tras procesarla (analizándola, lavándola y concentrándola), se congela en nitrógeno líquido, quedando guardada en los bancos de semen preparados para ello.

 

Vitrificación de Óvulos:

 

En el caso de las mujeres, se obtendrían los ovocitos mediante punción folicular, y seguidamente, se les sometería al proceso de la vitrificación, el cual permite congelar esos ovocitos manteniendo sus cualidades y minimizando casi al 100% el riesgo de alteraciones y rotura por la formación de cristales de hielo. Dichos ovocitos, una vez terminada la vitrificación, también quedan guardados en los bancos de ovocitos con nitrógeno, hasta que la paciente decida su uso o destino.

   Ambos bancos, el de semen y el de ovocitos; así como el de embriones, están a disposición de los requerimientos de los pacientes. Y su uso, mantenimiento y localización, se encuentra bajo estricto control y seguimiento del personal del centro.

 

 

Indicaciones

  • Pacientes que deseen posponer su maternidad/paternidad.
  • Pacientes que vayan a someterse a tratamientos oncológicos o no oncológicos que puedan afectar a su aparato o ciclo reproductor.
  • Pacientes que deseen acumulación de ovocitos para la realización posterior del tratamiento.
  • Pacientes que por creencias personales no deseen vitrificar embriones

 

Vitrificación de embriones:

 

   No solo se pueden vitrificar los ovocitos o congelar el semen, también existe la vitrificación embrionaria. Una vez extraídos los ovocitos y fecundados con el semen de la pareja, llegados al desarrollo embrionario, se pueden vitrificar esos embriones. Consiste en un proceso rápido, en el que se mantienen las cualidades del embrión sin alterarlo. Los embriones vitrificados quedan guardados en el banco de embriones con nitrógeno, y pueden ser desvitrificados y llevados a siguientes etapas de su desarrollo, o transferidos a la paciente, sin que esta técnica altere prácticamente al embrión. La transferencia de embriones vitrificados tiene unas tasas de éxito totalmente comparables a las de la trasferencia en fresco.

   Esta técnica está indicada para pacientes que deseen acumular embriones debido a una baja respuesta ovárica, cuando la pareja va a realizar algún tratamiento más complejo en el que se requieran mayor número de embriones (DGP), cuando la paciente no tiene el endometrio preparado por alguna circunstancia o se ha provocado un síndrome de hiperestimulación.

 

Comparte

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR